Bizcocho de yogur

Estándar

Se acerca el fin de semana y vamos a endulzarnos un poco la vida, hoy: bizcocho de yogur. Es muy fácil de hacer y sobretodo el resultado es éxito seguro. En casa era siempre motivo de merienda especial.

Hay bizcochos de muchos sabores y formas. Según el molde empleado, pueden ser redondos o cuadrados. En España, pueden adoptar la forma de pastelitos individuales, horneados en moldes de papel, como las tradicionales mantecadas de Astorga.

A menudo se superponen varias capas de bizcocho entre las cuales se extiende crema, mermelada o nata. Admite todo tipo de acabado utilizado tradicionalmente en repostería.

La masa de bizcocho estirada en una capa fina es suficientemente flexible para ser enrollada sobre sí misma una vez horneada. Previamente untada con un relleno cremoso, es la base de un tipo de pastel renombrado en muchos países, como el brazo de gitano español.

Después de hornearlo, el bizcocho admite ser saturado de líquido sin perder su consistencia. Empapado en almíbar, ron u otro licor, da lugar a pasteles como el babà napolitano o el pionono de Granada.

Ingredientes.

4 huevos, 1 yogur (natural, si puede ser griego mejor pues es muy cremoso), raspadura de limón, 1/2 sobre de levadura.

Con la medida del vaso del yogur: 2 vasos de azúcar, 3 vasos de harina y un vaso de aceite.

Elaboración.

Separamos las claras de las yemas. Batimos las yemas con el azúcar. Una vez batido añadimos el aceite, mezclamos y agregamos el yogur. Volvemos a mezclar e incorporamos la raspadura de limón.

Por otro lado,  batimos las claras a punto de nieve. Os cuento un truco que utilizo, si los huevos no se han sacado de la nevera con tiempo, les añadimos un pizca de sal y le damos un toque en el microondas ( aproximadamente unos 4 segundos, según la potencia de cada microondas).

Una vez conseguidas las claras a punto de nieve, las añadimos a la masa inicial. La harina la pasamos por un colador para que coja aire, y la agregamos a la masa junto con la levadura. Estos ingredientes se añaden levantando la masa.

Ya está la masa lista.

Engrasamos el molde que vamos a utilizar con mantequilla y agregamos un poco de harina que movemos por todo el molde para que quede bien cubierto de harina. Lo introducimos en el horno durante 35 minutos a 170 grados, hay que precalentar el horno antes.

Desmoldamos y dejamos enfriar.

Podemos usar este bizcocho como base a múltiples tartas, rellenándolo de mermelada, cubriéndolo de azúcar glasé, o con pasas que antes hayamos puesto en coñac, chocolate…

Las posibilidades son tan grandes como tu imaginación.

¡ Buen provecho !

Foto del blog: Mundorecetas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s